Seguridad en Espacios Confinados

Trabajar en espacios confinados conlleva una serie de riesgos que pueden afectar de forma directa al estado de salud del empleado. Entre ellos la falta de oxígeno, la presencia de tóxicos, la dificultad de movimiento o posibilidad de caídas de altura.

31 ago 2022

Trabajar en espacios confinados conlleva una serie de riesgos que pueden afectar de forma directa al estado de salud del empleado. Entre ellos la falta de oxígeno, la presencia de tóxicos, la dificultad de movimiento o posibilidad de caídas de altura. En este sentido es importante contar con las medidas preventivas necesarias para que el trabajador sepa enfrentarse a este tipo de sutiaciones, y para que exista un plan de rescate en caso de que suceda cualquier tipo de accidente.

En primer lugar, el personal de entrada -es decir, el empleado encargado de acceder al espacio confinado- tiene que disponer del conocimiento y de las herramientas adecuadas que le permitan desarrollar su trabajo de la forma más segura posible. Además, es necesario contar con personal de vigilancia que esté en constante comunicación con su compañero, conozca en todo momento su estado físico y sepa actuar con rapidez y precisión ante una circunstancia imprevista.

Es imprescindible, igualmente, disponer de un sistema de evacuación eficiente con el que liberar al empleado en caso de que sea necesario rescatarlo. Este material puede variar y dependerá, en gran medida, del tipo de espacio al que nos enfrentemos. No es lo mismo una alcantarilla que un pozo o una cueva y, por tanto, tampoco será igual el sistema utilizado (trípode, polipasto, cabrestante...)

¿Qué tipos de rescate se pueden llevar a cabo en un espacio confinado?

Tomar todo tipo de medidas preventivas no evita que la mala fortuna pueda ocasionar algún accidente en el que sea necesario intervenir. En este caso, podemos diferenciar tres tipos de rescates:

  • Autorescate: Es el propio empleado que se encuentra trabajando en el espacio confinado el que consigue rescatarse a sí mismo. En este punto entrarían situaciones derivadas por un corte de la comunicación con el personal de vigilancia, fallo o disfunción del equipo de protección individual (EPI) o cualquier otro tipo de circunstancia -en principio no grave- que pueda afectar a su seguridad.
  • Rescate desde el exterior. En este caso sí que es necesaria la intervención de una o varias personas que se encuentren fuera del espacio confinado. El empleado en el interior puede haber sufrido una lesión o incapacidad que no le permite salir por sus propios medios.

    Sin embargo, a diferencia del caso que detallaremos en el punto siguiente, en el rescate desde el exterior no se precisa de terceras personas que accedan al espacio confinado para ayudar al compañero atrapado. Se utilizan, en cambio, sistemas de evacuación con anclaje que extraen al afectado de forma eficaz y segura: trípode, brazo pescante o arnés coporal entre otros.
  • Entrada y rescate. El equipo de rescate ha de acceder al interior del espacio confinado para liberar al emplead atrapado. Por su alta dificultad y peligrosidad únicamente se suele realizar en casos de extrema necesidad, en los que sea imposible que el afectado salga por sí mismo y tampoco se consiga extraerlo mediante equipos de anclaje.

El punto en común de estos tres tipos de rescate es que todos los empleados involucrados deben contar con formación específica en prevención de riesgos laborales. Disponer de los conocimientos adecuados puede ayudar definitivamente a solventar una situación de peligro de forma rápida y sin complicaciones.

Formación teórico-práctica en seguridad en espacios confinados

En Gescan disponemos de un curso de formación teórico-práctica en espacios confinados gracias al que el alumno podrá adquirir los conocimientos necesarios para la correcta realización de trabajos en ambientes reducidos.

  • Conocimientos básicos en seguridad y prevención.
  • Uso adecuado de los medios de protección colectiva y equipos de protección individual.
  • Riesgos. Cómo detectarlos y prevenirlos con total seguridad.
  • Aplicación de los requerimientos legales exigibles en materia de PRL.
  • Conocimientos y experiencia básica en la realización de maniobras de rescate y evacuación.

Para la parte práctica contamos con un simulador de espacios confinados en el que el alumno puede vivir en primera persona las sensaciones de trabajar en un lugar de este tipo, conocerá los riesgos a los que se va a enfrentar, y aprenderá a prevenirlos y a actuar contra ellos de la forma más correcta posible.

Si quieres reservar plaza para ti o para tus empleados, visita el siguiente enlace: ¡Pincha aquí!

Novedades en formación:

Curso Igualdad y Acoso en el Ámbito Laboral

Formación On-line

Igualdad y Acoso en el Ámbito Laboral

El objetivo de este curso pretende ofrecer al alumno los conocimientos y la información básica referente a la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

50,00 €
Reserva tu plaza

Últimas noticias:

Te ayudamos a cumplir con cualquier requisito legal en materia de Prevención de Riesgos Laborales.

Infórmate sobre cómo Gescan puede guiarte y ayudarte para una correcta gestión integral de la seguridad y la formación de tu empresa.